La seguridad y privacidad con tu smartphone

Seguridad privacidad

 

Aprovechando la visita de los reyes magos, hoy vamos a centrarnos en un tema muy actual en lo tocante a la seguridad informática, y no es otra que la derivada del uso de nuestros smartphones. No es ninguna sorpresa que muchos de nosotros compartimos el mismo Smartphone en el trabajo y en nuestros momentos de ocio. La posibilidad de tener acceso al e-mail corporativo en la Tablet, o tener el calendario compartido y poder echar un vistazo rápido a cualquier hora del día son grandes comodidades que se nos ofrecen en la palma de la mano. Pero ello conlleva un lado no tan agradable, y es que dicho Smartphone es a la vez un eslabón más que mantener en nuestra seguridad digital.
Tal como avanza la tecnología, los consejos sobre seguridad deben ir avanzando para mantenernos relativamente seguros. Los peligros de agujeros de seguridad, ataques de malware y publicidad engañosa son a día de hoy lo común, así que aprovechando el inicio de año aquí van 5 simples consejos para mantenernos a salvo :


1.- Crea unos límites ¡Y mantenlos!

Decide – de motu propio, y por anticipado- que información estás dispuesto a compartir con las apps y servicios digitales, y mantente firme en ello.
De esa manera, cuando nuevas aplicaciones te piden permisos que sobrepasan lo que estás dispuesto a compartir, estarás más preparado para ello. Pon también límites a las encuestas online a las que estás dispuesto a participar, y salte de ellas en cuanto creas que no van a aportarte ningún beneficio. El big data aprovecha éste tipo de información para crear perfiles que, lamentablemente, pueden ser comprados o interceptados para hacerte “picar” y enviarte malware o publicidad no deseada. Parece una tontería, pero es uno de los grandes focos de envío masivo de malware.

2.- ¡Controla tus passwords!

El gran problema de los passwords ya no es lo complejo del password, sino el hecho de que se reutiliza prácticamente el mismo para muchas otras cuentas o servicios. Da igual los medios y preguntas de seguridad que los desarrolladores intenten poner, no sirven de nada si se reutiliza a menudo. Llegados a ese punto, es incluso más seguro escribirlos en papel. ¿Crees que es un mal consejo?¿Te suena el consejo de finales de los 90 de no escribirlos en papel? A día de hoy es más perjudicial mantener el mismo, que tenerlos escritos en un cuaderno. Obviamente, será muy inseguro si alguien más tiene acceso a ese cuaderno, pero si por desgracia interceptan una de las cuentas que comparte tu password genérico, automáticamente el resto de redes sociales, apps, y demás que usen esa contraseña quedarán comprometidos (y ten por seguro que serán testeados tarde o temprano).
Otra opción, quizás la más segura e interesante es usar aplicaciones específicas para guardar contraseñas, que mantengan la información encriptada y solo sea accesible mediante algún tipo de contraseña “maestra” que sería la única que realmente hay que recordar. También que permita hacer backups externos encriptados por si perdemos el dispositivo y tenemos que restaurar la información en un nuevo terminal. Como ejemplo de estas aplicaciones podemos encontrar: Dashlane, LastPass, Roboform 8, Keepass, 1password

3.- Activa la autenticación multifactor (2FA, two form authentication)

Añadir un paso adicional para iniciar sesión en tus redes sociales más habituales, en tus emails, y en tus cuentas del banco puede añadir una gran seguridad. Los sistemas de autenticación multifactor más conocidos son aquellos que te envían un código de varios números como parte del proceso de inicio de sesión.
Aunque un proceso 2FA es más seguro que ninguno, deberías desconfiar de aquellos que envían SMS (ya que son enviados como texto plano), y confiar más en aquellos que tienen una aplicación especializada, se envían a tu e-mail, o tienen un aparato físico de autenticación (ya sea un dispositivo con pantalla digital o una carta de códigos, que es lo habitual en muchos bancos actualmente).

4.- Borra las Apps que no utilices

Las Apps que portas en tu smartphone, aunque no les hayas dado permiso explícito para ello, tienen acceso a parte de la geolocalización de tu teléfono, y comparten dicha información con empresas de marketing y publicidad. Literalmente, llevar tu Smartphone en tu bolsillo puede dar muchas pistas de donde vas, cuanto tiempo estás ahí, y esto propicia la generación de un perfil de identidad que puede ser utilizado a posteriori para mostrarte publicidad engañosa, phising, y demás técnicas que se basan en el engaño.
Así que si no usas un app, quítala. Siempre estará disponible en el listado de aplicaciones adquiridas de la Store si vuelves a necesitarla.

5.- Y las apps que usas, ¡actualízalas!

Las compañías de software no siempre saben que vulnerabilidades hay en sus programas, y cuando lo hacen, envían una update. Al actualizar una app, muchas veces no dicen a sus usuarios si corrigen pequeños fallos, o enormes agujeros que pueden dejar los datos expuestos. Así que no lo dudes, es mucho peor no actualizar y ser foco de un ataque.

 

Esperamos que todos éstos consejos te sirvan para tener una mayor y mejor experiencia digital, y sobretodo, más segura. Si tienes cualquier duda con éste u otro tema en W-MEGA nos dedicamos a la informática desde hace más de 30 años, así que contáctanos y te aconsejaremos en éste y otros temas.